QUIENES SOMOS

Somos una pareja franco-venezolana, Maxime y Carimar. Recientemente decidimos establecernos en Venezuela, en la ciudad de Mérida, con la idea de hacer un proyecto social. Para muchos la idea de establecernos en un país sumergido en tan fuerte crisis es descabellada. El comentario más común que escuchamos es que no vamos a aguantar mucho tiempo aquí. A pesar de eso, de la situación general complicada, de la inestabilidad económica y ambiental, queremos identificar los caminos que ya existen en Venezuela, que son viables, apoyarles y proponer nosotros también alternativas. Alternativas al estilo de vida actual y al modelo colonial en el cual nos toca vivir. Queremos otras formas de vida y otros modelos que nos permitan vivir de forma sustentable en un mundo con menos sufrimiento y más paz. 

Alcanzar estos objetivos implica deshacerse de la apatía y la resignación que pega a mucha gente. Son los ingredientes de la reproducción de lo Mismo. El resultado es que no se abren otros espacios; ni en la mente ni en el país. Quedamos con lo mismo ya conocido que se repite, y se refuerza la resignación. Eso nos lleva a vivir en una sociedad donde hay especulación sobre todo y en cada nivel de la misma, haciéndose más potente la idea de que se salve quien pueda. Esta competitividad es un efecto de la resignación que crea conformismo. Nos conformamos a la guerra de todos contra todos. Además de conformar a la gente en esta vía, la resignación es también un acelerador de destrucción para todos. Así se apagan las brasas de la esperanza.

Al revés de ese individualismo que convierte muchas vidas en campo de batalla queremos algo diferente, que haya cooperación y organización en vez de la competitividad y de la fragmentación. No queremos el conformismo y la sumisión de siempre. Hay que cambiar de dirección y nuestra forma de ser. Por eso, frente a la situación del país y la situación ambiental del mundo, queremos otros caminos, luchar por ser numerosos en estas otras formas de vida y de lucha que nos toca inventar. Queremos una vía de escape, lo que es también una vía de lucha. Empezar el proyecto social con la investigación, la lucha y la siembra, es nuestra estrategia para que los vegetales estén a nuestro alcance, que la tierra recupere su fertilidad y que nuestra vida, en el compromiso y trabajo comunitario, vuelva a recuperar sentido. Estos senderos para liberarnos de las dependencias (de las importaciones y de las energías fósiles), de la precariedad, además de ser una solución a la crisis económica y ambiental son caminos viables para la sobrevivencia y la paz. Las alternativas sociales y sustentables que surgen, y que nosotros proponemos, son la contracara de un desorden global y pueden ser las bases de una nueva sociedad. 

El blog:  Co-creando Cambios Sostenibles

Sabemos que solos no podemos hacer mucho, por eso decidimos crear este blog, para compartir lo que deseamos hacer y tal vez inspirar a otros a acompañarnos en el camino.

El nombre del blog, “Co-creando Cambios Sostenibles”, es el mismo nombre del proyecto social. “Co-creando” porque realmente creemos que la única forma de hacer cambios significativos y encontrar soluciones a problemas sociales es el trabajar junto a otros, sin esperar que un líder venga a salvarnos.

Con la sociedad atomizada como está necesitamos grupos de apoyo para que sea posible sobrepasar la situación inhabitable en Venezuela para la mayoría. En estos grupos tenemos que aprender a trabajar en conjunto, sin jerarquías, ni liderazgos. Eso puede lograrse con la cooperación y la solidaridad. Es un punto clave ya que si hemos perdido el bienestar es porque se debilitó la auto-organización de la gente que además es imposible en un mundo dominado por la división del trabajo y el control de la economía por una minoría. Así, consideramos que la imposibilidad de vivir en Venezuela, más allá del aspecto social y ambiental también tiene que ver con la separación y el individualismo. Estas soluciones colectivas de sobrevivencia que proponemos tratan de curar a la raíz estos problemas. Es de esta forma, con la solidaridad y la auto-ayuda, que podemos lanzar la base de una nueva sociedad, resiliente y solidaria. 

“Cambios sostenibles” decimos, porque no solo queremos encontrar soluciones fugaces que satisfagan las necesidades del momento, sin considerar los efectos que eso pueda tener en el medio ambiente o nuestro cuerpo, más bien, deseamos que esos cambios sean perdurables, respetuosos con el medio ambiente y promotores de igualdad, salud y justicia. 

Los dos árboles conectados a través de sus raíces que se observan en el logo que hemos elegido para el proyecto representan nuestra visión de cambio, el hacerlo a través de la cooperación, del trabajo en conjunto con otros, del apoyo mutuo. Así como los árboles se ayudan entre ellos en los momentos de dificultad, podemos también nosotros salir adelante gracias al trabajo en conjunto, pensando más de manera común que separada e individual.

Si estás interesado(a) en conocer más sobre lo que estaremos haciendo puedes chequear nuestros objetivos y programas, así como la información que estaremos compartiendo poco a poco por este medio. Si deseas también apoyarnos o compartir información, no dudes en contactarnos.